Saltar al contenido
Todo Squishy

Tienda Squishy todo sobre esta moda kawaii

Son blanditos, son adorables, y son antiestrés. Esos son los juguetes squishy, o también llamados squishies. Cada vez son más famosos, y es por un buen motivo. Y es que además de ser superkawaii, tienen muchos beneficios. Te ayudan a concentrarte, te relajan, tienen diseños de todos los tipos, y existen colecciones enteras. ¡Puedes comprar squishy, regalar squishy e incluso fabricar squishy!

¿Qué son los juguetes squishy?

Squishy Disney
Squishy Rapunzel

Pero vamos a lo importante. ¿Qué son estos juguetes tan adorables? Probablemente la palabra en sí te suene a chino, y lo cierto es que no andas muy equivocado. Ya solo por su clara estética kawaii, está claro que provienen de Japón. Sin embargo, se han extendido y ahora son un juguete famoso a nivel global.

El término proviene del inglés «squeeze», que se traduce por estrujar o apretar. Y esa es exactamente su función. Son juguetes de espuma que puedes apretar y estrujar sin que pierdan su adorable forma. Son blanditos y suaves, y normalmente, también son pequeñitos.

Los puedes encontrar de comida, de animales, unicornios, e incluso de Disney o Pokémon. Se han hecho tan conocidos que el hashtag #squishy en Instagram ofrece más de dos millones y medio de resultados.

Y no nos extraña, ¡porque los adoramos! Son completamente achuchables, y llenos de imaginación. ¿Te imaginas un gato hamburguesa? Pues lo puedes tener en forma de squishy.

¿Dónde nacieron los squishies?

Música Kawaii

Como mencionábamos, los juguetes blanditos squishy nacieron en Japón, y de ahí viene su estética adorable. En el país nipón fueron un auténtico éxito, y por eso se empezaron a comercializar en el resto del mundo. En España, su venta todavía no está muy extendida, al menos en tiendas físicas, aunque cada vez son menos difíciles de encontrar Sin embargo, podemos comprar squishy en Amazon, Aliexpress, Ebay o más tiendas digitales. ¡Lo que sea por tener un juguetito estrujable kawaii!

De hecho, la filosofía de estos juguetitos es completamente kawaii. Así que encontrarás squishy con los ojos enormes, incluso si no debería tener ojos como un cupcake o un helado. Porque todos tienen que ser muy cuqui, si no, no tienen gracia.

¿Por qué gustan tanto?

Squishy Panda Kawaii

En primer lugar, gustan tanto por su diseño. Seguro que puedes encontrar un squishy de tu personaje favorito y siempre sienta bien poder apretarlo sin que se rompa. Es cierto que no todos tienen una estética kawaii, pero aún teniendo tal cantidad de diseños diferentes todos ellos son muy monos. Además, si quieres un squishy vampiro aterrador, lo más probable es que no tardes mucho en encontrarlo.

Y gracias a sus muchos diseños, son coleccionables. ¿Quieres tener toda una colección de princesas Disney kawaii? Pues puedes, y lo mismo si quieres tener tus animales favoritos, o tus comidas favoritas, e incluso tus criaturas mitológicas favoritas. No olvidemos que los unicornios y los gatos son las verdaderas estrellas de esta tendencia.

Además, otro de sus grandes atractivos es el tacto. ¿Quién no quiere pasarse el día tocando algo suave y blandito? Lo tendrás todo el día en las manos. Además, no podemos olvidar el gustito que da apretarlo hasta más no poder y ver cómo poco a poco vuelve a la normalidad. ¡Te hipnotizará!

Sin embargo, si por algo se han hecho tan famosos es por sus propiedades antiestrés. La sociedad no para, y seguro que en tu trabajo o en tu casa tampoco paráis. Por eso, es prácticamente indispensable tener un juguete antiestrés. Al principio fueron los «spinners», pero ahora el trono es para los squishies. Y es que si te enfadas, solo tienes que apretar tu squishy y relajarte un ratito viendo como vuelve a su forma. Solo por la monada que tienes ante tus ojos, se te pasará el mal rato.

¿Qué tipos de squishies existen?

Squishy Unicornio
Squishy Unicornio

En primer lugar, podemos comprar los squishy clásicos. Es decir, el típico animalito tripón, panza arriba y dormidito con el que podemos trastear. Los hay de muchos tamaños y diseños, y su tripita es tan mona que no podrás dejar de tocarla.

Además, también tenemos los que han ido surgiendo con el tiempo según los gustos de los consumidores. Aquí puedes comprar squishy con cualquier diseño de los que hemos mencionado antes. Lo más común son personajes de películas o dibujos, o animalitos de todo tipo pero sin ser barrigudos.

Hay tipos de squishy que se han adaptado a todo lo que necesitamos. Los tenemos con forma de llavero, para poder desestresarnos en el momento que necesitemos solo con sacar nuestras llaves. Y también los tenemos como fundas para el teléfono. En este caso, son un poco incómodas de llevar, pero si tienes el teléfono todo el día en la mesa, son perfectas para estrujar a nuestras criaturitas.

También hay unos tipos de squishy de tamaño gigante. Es decir, gigante en comparación con sus compañeros pequeñajos. Si normalmente los normales son más pequeños que la palma de tu mano, con los grandes necesitarás tus dos manitas para estrujarlos. Tienen las mismas propiedades que los pequeños, solo que estos también son abrazables.

Según el material del que estén hechos, podemos encontrar:

Squishies de espuma.
Squishies de silicona.
Squishies de perlas de gel.
Squishies de peluche, los famosos Peluche Squishamals.

¡Squishy gigante! aquí el más grande del mundo!

¿Cómo se hacen los juguetes squishy?

Pues, prácticamente te sale mejor comprar squishy que hacerlo en casa, porque es un poco difícil y los materiales no son fáciles de encontrar. Al menos si lo que buscas es un resultado de calidad. Pero no te desanimes, porque si realmente quieres, puedes fabricarte tu squishy personalizado.

Para eso, necesitas hacerte con gel hitohada, también llamado gel japonés. Se compone por una resina que tiene un tacto suave, y de otro agente que hace que se solidifique. También tendrás que hacerte con un molde para que quede con la forma que quieras, y con colorante para darle color. Estos son los materiales más caros, pero los que mejor resultado te darán.

Por otro lado, también se pueden hacer squishies con materiales caseros. Por ejemplo, puedes usar esponjas y recubrirlas con goma eva. O directamente usar espuma de cojín, o globos rellenos de harina, arroz o slime. No quedarán tan profesionales, pero serán estrujables y kawaii de todas formas.

Si quieres saber cómo hacer slime en tu casa visita slime.tips! una web dedicada al este adorable mundo del slime y sus recetas.

Llaveros kawaii

Ahora puedes llevar siempre contigo tu squishy favorito en forma de llavero. Hay multitud de formas que puedes elegir entre todos los llaveros squishy, no tienes excusa para no tener uno!

MIRA AQUÍ!

¿Dónde puedo comprar squishy?

Aunque la fiebre kawaii ya ha llegado a España, no hay muchos sitios dónde comprar squishy. Los encontrarás en las típicas tiendas de todo a cien, pero su calidad no es la mejor. Grandes comercios como El Corte Inglés ya cuentan con ellos, aunque no con tantos diseños como los que podemos encontrar en internet.

Por eso, uno de los mejores sitios para poder comprar squishy es Amazon. Los hay de todos los tamaños, colores y diseños que puedas imaginar. Además, los precios de los squishies son muy baratos. Encontrarás squishy en Amazon desde los 5 o 6 euros, hasta los más elaborados por 20 o 30 euros.

Comprar squishy en Amazon

Otra opción son tiendas como Ebay o Aliexpress, dónde también encontrarás una gran cantidad de juguetes squishy. En este caso, probablemente te lo envíen desde Asia y tengas que esperar un tiempo. ¡No te quedes sin tu squishy!

Tienda Squishy todo sobre esta moda kawaii
4.6 (92.5%) 32 vote[s]